Gente de Negro en mi Cocina

Aquel día en que durante una fiesta en casa de unos extraños, hasta donde habíamos llegado sin saber muy bien cómo, una chica muy bien vestida y de hablar correcto […]

como espigas se clavaban en los sueños las casitas forradas de recipol teja asfáltica y violenta angustia eran ríos navegables de jardines y vehículos, de árboles y parabólicas, de carros […]

éramos la alquimia triste y sagrada del desierto imperio de la nada, el rostro bendito y pálido inserto en las postales del destino, como dioses atados a lo inevitable éramos […]

se pierde el sentido se opaca todo entre sombras la mirada se hace rabia el dilema nos despierta nos despierta de la noche el dilema aquel infame triste infame, insalubre […]